Actualidad San Antonio comprometido y solidario

San Antonio comprometido y solidario



A través de él recordamos que la espiritualidad franciscana nos presenta un modo de entender e interpretar la vida. Una vida que no se puede entender sin Dios, porque para la persona creyente, el ser humano no puede entenderse sin Dios.  

San Antonio, en la escuela de Francisco de Asís, pone a Cristo en el centro de la vida y del pensamiento, de la acción y de la predicación. 

Si predicas a Jesús, él ablanda los corazones duros: si le invocas, endulza las amargas tentaciones: si piensas en él, te ilumina el corazón; si le lees, te sacia la mente

Como buen franciscano y como “Doctor Evangélico”, nos invita a redescubrir el Evangelio y la persona de Jesús. Esto le llevó a preocuparse por la dignidad de toda persona. 

Por eso los entendidos dicen que la moral franciscana es una moral del corazón, de la caridad, de la compasión, de la cercanía, de la cordialidad, del compartir, de la comunicación y del compromiso. 

El estilo de vida franciscano está orientado a servir en lugar de dominar, a acoger en vez de rechazar, a entregarse y compartir con los demás más que en vivir de manera individualista… Son precisamente estas actitudes las que nos capacitan a las personas para comprender las angustias y las alegrías y el deseo de construir un mundo diferente. 

Desde estas claves podemos comprender por qué la Iglesia a lo largo de la historia, y sobre todo en esos momentos de mayor sensibilidad social, ha estado siempre dedicada a los más pobres, en los que ve siempre el rostro o la presencia viva de Jesús. 
Para la familia franciscana a este Dios que es amor (1Jn 4,8) se le conoce sobre todo, a través del amor. Todo amor que hace crecer al otro como persona refleja el amor de Dios y tiene su origen en Él. Ese amor a los demás se expresa de manera especial en el cuidado a los miembros débiles, dolientes, pobres y necesitados. 

Por eso en la vida, devoción e historia que ha rodeado a San Antonio ha sido importante esta dimensión social de ayuda, alimentación y cuidado de los pobres. Que él nos ayude a no perder esa sensibilidad hacia los pobres y que sepamos implicarnos en la transformación de sus vidas y de nuestra sociedad. 

Benjamín Echeverría

Renacer en primavera

Renacer en primavera

"Laudato Si, mi Signore" - "Alabado seas, mi Señor" cantaba san Francisco de Asís. En ese hermoso cántico nos recordaba que nuestra casa común es también como una hermana, con la cual compartimos la existencia, y como una madre bella que nos acoge en sus brazos"...

La Alegría de la Vocación

La Alegría de la Vocación

En el mes de febrero celebramos el día 2, la jornada de la Vida Consagrada, de la vida Religiosa. Esta Jornada tiene como finalidad promover en todo el pueblo de Dios el conocimiento y la estima de la vida consagrada. La celebramos en la fiesta de la Candelaria, en el día en que se hace memoria de la presentación que María y José hicieron de Jesús en el templo “para ofrecerlo al Señor” (Lc 2, 22).

Vender el Nuevo Testamento

Vender el Nuevo Testamento

A lo largo de este año queremos poner ante los lectores una serie de Escenas Franciscanas que, a nuestro juicio, tienen un alto poder de evocación. Algunas de ellas son conocidas, otras no tanto. Haremos de ellas una lectura social, aquella que une la fuente franciscana, por antigua que sea, con la sociedad de hoy. El texto viejo cobra así brillo nuevo y nuestra vida se enriquece con su enseñanza.

Suscríbete ahora a “El Mensajero de San Antonio” y por tan solo 14 euros al año recibe cómodamente en tu hogar esta publicación dedicada a San Antonio: el santo del mundo.