Actualidad Resurrección

En este mes de abril celebramos la gran fiesta de nuestra fe, la Pascua de Resurrección. Somos cristianos porque creemos que Jesús está vivo y presente entre nosotros. Nuestra fe parte de la experiencia que nos trasmitieron aquellas personas que estuvieron en contacto con Jesús. Durante los próximos días, en este tiempo pascual, guiados por la palabra de Dios, iremos recordando aquellas experiencias que marcaron la fe de la primera comunidad cristiana. Con su lenguaje nos dicen que  se apareció a los suyos, se dejó tocar, estuvo con ellos, les acompañó por el camino, tuvieron dificultades para reconocerlo, etc. 

La Iglesia nos propone este tiempo de Pascua para hacer nuestro propio recorrido como personas resucitadas. Como a alguno de ellos, también a nosotros nos cuesta creer cuando no vemos. Nos cuesta mantener viva la esperanza en medio de las dificultades y de la oscuridad que tantas veces nos envuelve … Le pedimos al Señor Resucitado que sea Él quien corra la piedra y nos quite la losa que nos cubre. 

En este tiempo de Pascua, de alegría, de fiesta, de vida, me ha venido a la memoria la canción del dúo zaragozano Amaral, titulada “Resurrección”.  El estribillo afirma lo siguiente: “haces que se vaya mi melancolía. Me devuelves de nuevo a la vida”.  Eso es lo que en este tiempo queremos celebrar y lo que también le pedimos a Dios. Él es el Dios de la vida, el “Amigo de la Vida”. Que Él nos pueda dar la paz  y las fuerzas que necesitamos para hacer frente a la vida. Que  nos ayude a creer en nosotros mismos, en la vida, en las personas que nos rodean.

Celebrar la resurrección es celebrar la vida y, en esa celebración, hasta la misma creación nos acompaña.

Benjamín Echeverría
Provincial de Capuchinos de España

La dignidad humana

La dignidad humana

“Nunca tomo las masas como mi responsabilidad; yo miro a la persona. Solo puede amar a una persona a la vez, solo una, una, una… Por ahí puedes empezar"...

Tiempo de conversar

Tiempo de conversar

Hace pocos días me encontré con una persona a la que hacía años que no había visto. Fue un encuentro bien agradable, donde pudimos recordar vivencias compartidas años atrás y cómo vamos afrontando la realidad actual, la vida que llevamos entre manos.

San Antonio

San Antonio

El Papa León XIII definió a San Antonio como el Santo de todo el mundo. Tal vez no conozcamos mucho de su vida y de su obra y vivamos nuestra devoción a San Antonio como algo heredado: porque mi madre o mi abuela era devota del Santo.

Suscríbete ahora a “El Mensajero de San Antonio” y por tan solo 12 euros al año recibe cómodamente en tu hogar esta publicación dedicada a San Antonio: el santo del mundo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información