Actualidad Soñar juntos

Soñar juntos

Con el mes de diciembre finalizamos este año tan complicado.

Para estas alturas creíamos que ya estaríamos libres de virus y pandemias, recuperando la normalidad perdida. La vida sigue y poco a poco nos vamos amoldando a ella con prevenciones, confinamientos, medidas con las intentamos protegernos y proteger a los demás. En todo este tiempo nos resulta raro tener que celebrar ciertas fiestas con restricciones. Así nos preparamos y concienciamos para celebrar la Navidad, la fiesta de las fiestas, según San Francisco de Asís. 

Navidad es tiempo de sueños. La Iglesia, en la celebración del Adviento nos va recordando desde la Palabra de Dios los grandes sueños que han animado la vida de los creyentes. Son sueños de paz, de prosperidad, de avanzar hacia un mundo mejor acompañados por este Dios que está con nosotros, en nosotros y entre nosotros. 

El mes pasado, la víspera del día de San Francisco, junto a su tumba en Asís, el Papa firmó y dio a conocer una nueva Encíclica, “Fratelli Tutti”, “Hermanos todos”. Con sus reflexiones quiere que “seamos capaces de reaccionar con un nuevo sueño de fraternidad y de amistad social que no se quede en palabras”. 

En este mundo tan complicado y desigual que tenemos, quiere que renazca en todos nosotros un deseo mundial de hermandad. Este es su gran sueño al que nos invita a unirnos. En muchas de sus intervenciones públicas el Papa invita a soñar, a soñar juntos. Así lo escribe: “¡Qué importante es soñar juntos!” Porque “nadie puede pelear la vida aisladamente… Se necesita una comunidad que nos sostenga, que nos ayude y en la que nos ayudemos unos a otros a mirar hacia adelante… Los sueños se construyen juntos. Soñemos como una única humanidad, como caminantes de la misma carne humana, como hijos de esta misma tierra que nos cobija a todos, cada uno con la riqueza de su fe o de sus convicciones, cada uno con su propia voz, todos hermanos. ” (FT 8)
Todos tenemos sueños e ilusiones, personales y compartidos, que nos hacen mirar hacia adelante. Que en este tiempo y en el nuevo año, esos sueños nos ayuden a empujar la vida y la historia en la dirección de la justicia, del bien, de la belleza y del amor. Que se cumplan estos sueños aunque nos parezcan imposibles.  

Benjamín Echeverría

María, Madre de los creyentes

María, Madre de los creyentes

Para muchos de nosotros, desde pequeños, nuestra vida cristiana está unida a María. La Virgen, con un nombre particular, bajo una advocación concreta, es la patrona de muchos de nuestros pueblos, barrios y ciudades. Quienes nos iniciaron en la fe, nuestras madres, abuelas, etc.. nos enseñaron a acercarnos a ella, a rezar ante su imagen.

Azucena Tena. Testimonio de una corresponsal

Azucena Tena. Testimonio de una corresponsal

San Antonio me ha dado y sigue dándome confianza, esperanza, apoyo y fuerza en mis decisiones, en mi fe para seguir con la vida, capeando los temporales que trae. Con mi pequeña labor hacia él, siento alegría, satisfacción de poder colaborar en una obra social, estando activa y en movimiento con paz.

Resurrección

Resurrección

La fe es una experiencia personal que tratamos de vivir de manera comunitaria, como comunidad cristiana, como Iglesia. Los caminos de la fe también son muy diferentes de unas personas a otras. Las propias experiencias que vivimos cada uno, nos marcan y condicionan también nuestro propio camino creyente.

Suscríbete ahora a “El Mensajero de San Antonio” y por tan solo 14 euros al año recibe cómodamente en tu hogar esta publicación dedicada a San Antonio: el santo del mundo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información