Actualidad Noviembre: recuerdo agradecido

Noviembre: recuerdo agradecido

Tal vez nos acerquemos al cementerio para rezar por ellas. Esta visita es una manera de expresar nuestro cariño, nuestro recuerdo, pues sentimos que siguen 
estando cerca de nosotros. 

 

En el modelo de sociedad en que vivimos, la muerte se está convirtiendo en uno de esos temas prohibidos, por mucho que los medios de comunicación nos la muestren en cada momento. Para los cristianos la muerte está iluminada por la Resurrección de Cristo y nuestra fe en la vida eterna. 

Ante el misterio de la “hermana muerte” seguimos buscando algo que nos ayude a esperar, que nos dé consuelo, nos abra algún horizonte y ofrezca también futuro. Como decía en una de sus audiencias el Papa Benedicto XVI, “el camino de la muerte, en realidad, es una senda de esperanza; y recorrer nuestros cementerios, así como leer las inscripciones sobre las tumbas, es realizar un camino marcado por la esperanza de eternidad”. 

El libro de la Sabiduría nos dice que Dios creó al hombre para la inmortalidad, o que puso en el corazón del hombre una semilla de inmortalidad. Por eso nos cuesta tanto aceptar la muerte. Porque todo lo bello y grande realizado en toda una vida no puede desaparecer de forma repentina. 

Recuerdo que en un funeral los nietos utilizaron una oración atribuida a la Madre Teresa de Calcuta para despedirse de su abuelo. Me pareció un momento precioso y un texto que podemos utilizar para recordar cada uno a los nuestros. Os lo ofrezco para mantener vivo y cercano el recuerdo de los vuestros. 

Enseñarás a volar, pero no volarán tu vuelo.
Enseñarás a soñar, pero no soñarán tu sueño.
Enseñarás a vivir, pero no vivirán tu vida.
Sin embargo… en cada vuelo, en cada vida, 
en cada sueño, perdurará siempre la huella
del camino enseñado
”.

Benjamín Echeverría.  
Provincial de los Capuchinos

Capacidad de asombro

Capacidad de asombro

Dice el autor de El Principito, que “no hay más que un problema, uno solo en el mundo: devolver a los hombres un sentido espiritual, inquietudes espirituales”.

Unos minutos con Jesús Mari Bezunartea, colaborador de la revista

Unos minutos con Jesús Mari Bezunartea, colaborador de la revista

Yo soy un fraile capuchino, sacerdote desde hace 51 años; han sido los dos ideales conscientes de mi vida desde que tuve uso de razón. Conocí a los Capuchinos cuando tenía 4 años y no quise saber de otra forma de vida que la que veía e intuía en los frailes que conocí desde esos años en el pueblo donde vivía –Isuerre, norte de Zaragoza-

Alegraos y regocijaos

Alegraos y regocijaos

El Papa Francisco ha presentado un nuevo documento, una carta apostólica sobre la Santidad en el mundo actual, Gaudete et Exsultate, “Alegraos y Regocijaos”. Nos habla de la santidad como un camino para todos, como una manera de salir de la mediocridad cotidiana y, sobre todo, nos habla de una búsqueda llena de gozo.

Suscríbete ahora a “El Mensajero de San Antonio” y por tan solo 12 euros al año recibe cómodamente en tu hogar esta publicación dedicada a San Antonio: el santo del mundo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información